EDITORIAL



e-Neurología
 
Miguel Ángel Mayer
Research Programme on Biomedical Informatics (GRIB), Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud, Universitat Pompeu Fabra, Barcelona

En los últimos años, la incorporación del prefijo «e» en cualquier ámbito relacionado con la salud y la medicina se ha hecho algo habitual. Aunque se han propuesto definiciones diversas de e-Salud, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) entendemos por e-Salud (e-Health en inglés) el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones para la salud1. Esta sencilla definición debe dejarnos entrever el reflejo de un profundo proceso de cambios extraordinarios que afecta a todos los ámbitos de la sociedad y, en especial, a los servicios sanitarios, la salud y la medicina en general, pero sobre todo a los pacientes y a los profesionales de la salud. Además, es necesario reconocer que estos cambios se han incorporado para quedarse; así, todo aquello que fue «e»-Salud ya constituye nuestra nueva realidad en salud y medicina, pudiéndose prescindir de la «e». Hoy en día no es posible entender la medicina sin las tecnologías de la información, las aplicaciones bioinformáticas ni el big data, tanto en el periodo de formación de los profesionales del futuro como en el propio desarrollo de la atención sanitaria del día a día.  (Kranion 2017;12(2):033-034)

 
 
Palabras clave:
 
Key words:
 
 
 
ISSN: 2339-8736 Publicación semestral ©2014 P. Permanyer, S.L. Todos los derechos reservados - Aviso legal     Realización Imma Puig